viernes, mayo 13

La primera vez

Bueno, como yo no les puede contar acerca de mi primera vez porque aún no sucede... pues que les parece leer sobre la primera vez de otros? jajajaa Tengo un buen amigo que accedió a contar y escribir su primera vez...
Quien mas se anima? déjame EN un comentario tu correo si quieres contar como fue tu primera vez :)
Ahí les va:


El momento
El sexo… Gran virtud de la vida, asediado por muchos, perseguido por otros.
Lleno de prejuicios y a veces hasta satanizado, pero también muchas veces alabado. Siempre con incógnitas no reveladas. La historia que hoy quiero contar, no trata de excitar ni de ver con morbo, si no de contar la manera en que llegó a un hombre por primera vez.
Mi nombre es Jesús, un joven como cualquiera pero muy diferente de todos, De mente vagabunda y de carácter impetuoso, nunca formal, solo yo mismo.
Durante los primeros años de mi vida siempre escuchaba a mi padre y a mi madre dar consejos sobre el amor, sobre el tipo de mujer que debía gustarme, debía ser una dama Elegante, hogareña, tierna, inteligente y sobre todo muy Decente, ya que una mujer que se presta para  cosas indebidas (con eso me refiero al sexo y todo lo que conlleva) antes del matrimonio, no sería suficiente ni confiable. Pero muchas veces esto en vez de ayudar solo me ponía de nervioso y con preocupación sobre cómo elegir pareja, ¿Qué a caso ya venden maquinas para detectar mujeres vírgenes?, y ¿Qué pasa si realmente la amas demasiado? ¿Es tan malo tener relaciones antes del matrimonio?, pues según la sociedad si eres mujer hay mucho problema, yo aprendí que no es así.
Era el primer Día en La Heroica Escuela Naval, tenía 17 años y pase mi examen de Admisión con tercer lugar, Es una lástima que mis padres no pudieran estar ahí cuando me mencionaron.
Estaba asustado a pesar de todo, una nueva tierra para mi, una nueva escuela y una nueva vida, y estaba yo solo, ya que mis padres no pudieron viajar tanto, pero pronto, en la ceremonia de presentación de los nuevos cadetes, vi una hermosa Dama con un vestido negro, era muy bella y al caminar denotaba una sensualidad increíble, como si quisiera seducir a todo aquel que la mirara,  era en verdad hermosa, pero me dije a mi mismo,-No seas tonto que haría esa mujer aquí sola, seguramente vendría a acompañar a uno de los cadetes antiguos, o seria la novia de un cadete novato, jamás podría estar soltera- de repente entramos en formación y en un descanso converse con uno de mis nuevos compañeros, le comente mi situación y dijo- pues yo vivo con mi hermana no te preocupes los días de franquicia puedes pasártela con nosotros si así lo deseas, media hora después me presento a su hermana, y oh sorpresa era la dama del vestido negro, ahora pude verla mejor, tenía unos ojos color miel maravillosos, me dejo hipnotizado por unos instantes e hizo que olvidara mi nombre, La salude y converse un momento con ella, tenía tanto en común con Lorena, aunque ella atacaba con muchas preguntas y trataba de analizarme (como toda buen estudiante de psicología) supe responder a cada una de las incógnitas, y fue así como conseguí su número en una pequeña servilleta. Llego el momento de despedirse  por ese día, y fue la noche mas traumante de mi vida, porque no podía dormir por pensar en ella, no creía en el amor a primera vista, pero como ella paso dos veces frente a mis ojos antes de quererla ya no era amor a primera vista.
No pude mas, tome el celular que tenia escondido (En las escuelas militares no permiten la introducción de aparatos electrónicos) y envié un mensaje, con la ilusión de que me respondiese pero por 45 minutos no fue así, estaba triste, por pensar que se negó a establecer contacto conmigo, pero  de pronto, vi un mensaje nuevo, aun recuerdo lo que decía, “sorry por tardar precioso, tuve que ir a poner una recarga”, pronto le conteste y cuando menos me di cuenta, había gastado mis $300 de saldo en mi celular, pero era increíble, en tan solo 2 noches, Lorena había contestado a cada uno de mis aproximadamente 545 mensajes, el Ultimo que pude enviar decía “quieres ser mi novia”, y curiosamente no tuve contestación alguna, que tonto, tal vez la había asustado, tal vez fue demasiado rápido, pero ¿no es acaso la vida muy rápida?, lo hice porque algo así me lo dictaba, ahora solo quedaba esperar nuestro día libre de franquicia. Durante esa semana su hermano fue mi mejor amigo, pero claro no le dije lo que pasaba.
Y el primer domingo de franquicia llego, como todo buen cadete Salí impecable y por arduas rutinas que no quiero contar Salí también con 7 kilos menos, acompañado de mi amigo Israel. Llegamos al puerto y ahí estaba ella esperándonos, ahora mas casual, pero seguía viéndose increíble, esta vez hablo muy poco y me miraba constantemente, había cometido un error, pero no podía echarme para atrás. Poco a poco todos fuimos rompiendo el hielo y la hacia reír de vez en cuando. Me resigne a que solo sería una amiga, pues había tomado todo muy a prisa. Acabo el día y era tiempo de regresar a Antón Lizardo, los camiones de la armada ya esperaban por nosotros en el jardín y a uno de ellos les faltaba un cadete para partir, así que subieron a Israel y me quede solo con Lorena, quien me miraba con cierta duda y casualmente sonreía de una forma desconcertante, cuando abrieron la puerta del siguiente camión supe que era tiempo de despedirme y justo cuando iba a hacerlo ella me abrazo y me dijo al oído, si quiero y me beso, cosa que Causo gran impresión a los demás cadetes. Subí emocionado sin pensar que vendría una semana bastante pesada.
Sin darme cuenta había despertado la ira de muchos cadetes antiguos, pues cuando mi ahora novia estaba haciendo sus prácticas de psicología en la escuela, había rechazado a todos y cada uno de los cadetes que se la habían insinuado, ahora yo era un blanco para ellos.
El Día lunes perdí mi derecho a dormir, y descansar, puesto que ahora tenía que pasar el resto de mi vida en la escuela siendo golpeado en el estomago por mis superiores y además haciendo ejercicio por las noches y en mis tiempos libres, solo quería que acabara, así que pensé en que por mi bien y el bien de mis estudios pensé en terminar con Lorena el próximo domingo, aunque pronto rechace esta idea.
Llego el domingo y ella mando un mensaje sobre el lugar en el que debíamos vernos para ocultarnos de su hermano, cerca del baluarte, así que ahí nos encontramos. Yo tenía toda la noche para estar con ella, pues me había ganado la franquicia pernocta, o con permiso para dormir fuera de la escuela, pero jamás imagine, que con solo haber conversado 3 veces con ella, algo grande pasaría esa noche.
Fuimos a un salón de salsa, cosa extraña por que jamás alguien había podido sacarme a bailar pero ella lo logro, cada movimiento era seductor, cada roce, o acercamiento me convencía de que estaba enamorado, cuando terminamos estábamos muy cansados, y tenía que buscar un hotel para dormir, puesto que no tenia donde quedarme, ella me sugirió su casa, ya que había 2 habitaciones libres y podía dormir en una de ellas, así evitaría la fatiga de buscar un hotel, estaba agotado, solo había dormido algunas 15 o 20 horas en toda la semana, y me urgía descansar así que acepte.
Llegue y decidí tomar un baño, cuando Salí de este vi a Lore acostada en el sillón, se veía tan hermosa, tan inocente, entonces decidí llevarla a su cama, abrí la puerta de una de las recamaras y la cargue hasta su cómodo colchón, cuando ella de pronto ella abrió los ojos, nos miramos mutuamente durante unos segundos y la bese, pero fue más que un beso, era como si no pudiera detenerme, empezaron a brotar las caricias, y yo solo pensaba en que tenía que detenerme, no quería ofenderla, y tampoco quería dejar atrás lo que me habían dicho mis padres, pero no podía controlarme, era como si solo pensara las cosas pero no podía realizarlas, sentí el aumento de mi pulso y el de ella, las respiraciones eran excedentes, y no podíamos detenernos, mil cosas pasaban en mi mente,  pero no podía soltarla, pronto empezó a caer la ropa, y el cansancio que tenia desapareció, no tenia sueño, me sentía fuerte, motivado como si algo me hubiera vuelto a la vida, pronto nos hicimos uno y sus gemidos solo aumentaban mi deseo por ella, como el deseo de ella por mí, era increíble, sublime y mas allá de lo que me habían contado, la voluntad y pensamiento de un hombre, doblegado bajo el yugo de la lujuria, con una dama con la que solo había convivido 3 Días en mi vida, que paso? Nada de lo que pueda arrepentirme, ni ella, solo un hecho que cambio nuestra forma de ver la vida y las cosas, y a pesar de que ahora no estoy con ella, aun le estoy agradecido, por haberme enseñado, que la pasión no es algo a lo que deba temérsele, si no algo que debe ser apreciado y valorado, al grado de solo usarla cuando la persona sea sagrada.

4 comentarios:

EM Confession dijo...

Esta historia fue demaciado emotiva... es increible leer de como dos personas se funden en uno solo, cuando de sexo se trata... aunque siento que pudo haber mejorado con detalles mas explicitos, pues una historis asi creo que debe hacerte viajar

PD: espero que me sigas en i blog tambien

Muertevideano dijo...

La primera vez no es tan importante lo descubrirás con los años, es solo un tema cultural. Buen blog, un abrazo.

Evee dijo...

Omg! primera vez que visito tu blog y me ha encantado, súper original :D
Obviamente TE SIGO! y te invito a visitar mi blog http://estanchic.blogspot.com

Evee

Anónimo dijo...

http://www.facebook.com/jorgeerr